Inspección Técnica de Edificios

OBJETIVOS E INTERÉS DE LA ITE

La Inspección Técnica de Edificios (ITE) se define y regula por la Ordenanza aprobada por el Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid el 27 de febrero de 1998, publicada en el B.O.C.M Nº 72 del 26 de marzo de 1998.

Actualmente, las actas de inspección deben contener la información relativa a las condiciones mínimas de seguridad, salubridad, accesibilidad, ornato público y decoro.

La inspección Técnica del Edificio contempla la supervisión de sus elementos estructurales (consolidación y refuerzo), de sus cerramientos de fachada, medianerías o patios (renovación o sustitución), de su cubierta o tejado (renovación o sustitución),  de sus instalaciones de abastecimiento de agua y evacuación (recuperación o sustitución) y de su accesibilidad.

Así mismo debe ahora contener un análisis energético inicial de la edificación, así como diagnóstico de posibles mejoras a introducir. (1)

Actualmente está regulada por una modificación de la citada Ordenanza, aprobada el 30 de Noviembre de 2011.

La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo concede subvenciones para las obras derivadas de la inspección con las siguientes cuantías:

Edificios catalogados con nivel 1 en sus dos grados (singular e integral)…  15%

Edificios catalogados con nivel 2 en su grado estructural……………… 15%

Resto de edificios   ………………………………………………………………  10%

Los capítulos que se deben analizar son los siguientes:

  1. Estudio de estructura y cimentación.
  2. Estudio de fachadas interiores, exteriores, medianerías, y otros elementos. En especial los que pudieran suponer un peligro para las personas, tales como cornisas, salientes, vuelos o elementos ornamentales, entre otros.
  3. Estudio de conservación de cubiertas y azoteas.
  4. Estudio de las redes generales de fontanería y saneamiento del edificio.
  5. Estudio de los elementos de accesibilidad existentes en el edificio.

(1)  Todas las Actas de Inspección Técnica deberán contener información sobre el comportamiento térmico del edificio, si bien la información de la misma no influye en el resultado de la inspección. Se exige definir un cuadro con las transmitancias térmicas según la situación actual del edificio y un segundo cuadro con las transmitancias térmicas cumpliendo el C.T.E, para su comparación.